El frailecillo atlántico​, la historia del ave que vive hasta los 30 años

No miden más que una tetera, aproximadamente unos 25.4 cm y pesan un poco más de una libra. Es una especie ejemplar cuya población está decreciendo.

 

El frailecillo Atlantico la historia del ave que vive hasta los 30 anos Saga Nature Saga Animals Saga Creativa Ecuador 3

 

Sobre las costas e islas del Atlántico norte vuelan unas aves con un color parecido al de un pingüino y con un pico llamativo color naranja. Se los conoce como los loros del mar y son los frailecillos, la especie que vive la mayor parte de su vida en el océano.

Es primavera o es verano, esto quiere decir que ha llegado la única temporada en que pisarán tierra; es la época cuando buscan sitio para formar colonias reproductoras y, como todos los años, el 80% de los 4 millones de pares parecen haber encontrado en Islandia el lugar ideal para construir sus nidos con plumas y hierbas en los precipicios y acantilados rocosos del país.

Una vez en tierra y con el nido construido, la hembra pone solamente un huevo. Papá y mamá se turnan para incubarlo y también para alimentarlo una vez que llega el recién nacido. Cuando uno está con el polluelo, el otro está en los aires, buscando presas en los mares y dirigiéndose hacia ellos en picada para cazarlos, batiendo sus alas hasta 400 veces por minuto y alcanzando los 88 km/hr. Cuando entran al agua logran sumergirse hasta una profundidad de 60 metros, aguantando su respiración de 20 a 30 segundos y atrapando hasta 20 pequeños peces en su pico. Este ejercicio lo repiten 8 veces al día, por suerte son excelentes nadadores.

 

El frailecillo Atlantico la historia del ave que vive hasta los 30 anos Saga Nature Saga Animals Saga Creativa Ecuador 4
Fuente: © Bill Boswell

 

Las parejas de frailecillos a menudo se reúnen en el mismo sitio de madriguera cada año. No se sabe con certeza cómo regresan a sus lugares de origen. Se cree que usan puntos visuales de referencia, olores, sonidos, los campos magnéticos de la Tierra, o tal vez, incluso usen las estrellas como sistema de navegación.

Si bien hoy su población es relativamente alta, su número está decreciendo. Escasean en áreas donde alguna vez abundaron. No están en peligro de extinción, pero las actividades de los humanos, como la sobrepesca, lo están amenazando y han causado desastres. Por ejemplo, en la colonia de frailecillos de la isla de Rost en Noruega, los padres de los polluelos no encontraron suficientes pescados para alimentar a sus crías lo que ocasionó que miles de aves mueran de hambre. Como muchas otras especies está sufriendo las consecuencias de un mundo donde cada vez hay más gente.

Fuente:

https://www.nationalgeographic.com/animals/birds/a/atlantic-puffin/

http://projectpuffin.audubon.org/birds/puffin-faqs

SUSCRÍBETE A NUESTROS NEWS DE NATURE